Tema 1.1 El punto de partida: Auto-reflexión y auto-crítica

Nos preguntamos “qué le duele” a las distintas partes de la comunidad y elaboramos un plan de trabajo con las más implicadas.

  • Se nota un problema y alguien (entidad o movimiento social) se plantea hacer algo. Hay un ¿por qué?, un ¿para qué? y un ¿para quién?
  • Hacemos ejercicios de auto-reflexión/auto-crítica, por ejemplo con un “sociodrama”, un “juego de roles” o un “DAFO” para evaluar los pre-juicios con los que partimos provocando que emerjan lenguajes ocultos nuestros y de los colaboradores.

Pasar de los primeros “dolores” (síntomas más llamativos) a la construcción conjunta de la problemática es ya un buen punto de partida (delimitar sus aspectos con mayor profundidad y consenso).